Final inesperado

Si Keanu Reeves se caía en la pileta que Al Pacino tenía en la terraza, la película se hubiese llamado “El ahogado del diablo”.

j j j