Pues entonces

Si la casa se reserva el derecho de admisión, es decir, ella misma, entonces está embrujada.

Posted in Sin categoría