Los taxis

El taxista me preguntó si me podía hablar y le dije que sí, ya que subí protegido con un celular y gafas negras.

Posted in Sin categoría